Conseguir dinero rápido estando en Asnef

Conseguir dinero rápido estando en Asnef

Entrar en una lista de morosos es muy sencillo: basta con no hacer frente al pago de una deuda contraída para que acabemos en una de las listas negras más temidas de nuestro país, como la de ASNEF, acrónimo de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, o el RAI. Mientras la deuda esté activa, nuestro nombre seguirá en la lista, por lo que la única alternativa para salir de ellas es pagar, tan simple como complicado de llevar a la práctica.

Esta situación provoca que, en situaciones de falta de liquidez, nos veamos obligados a solicitar otro préstamo para saldar la deuda contraída. Pero, ¿quién nos va a conceder otro préstamo mientras figuremos en una lista de morosos? Estar en esta situación supone un rechazo automático de nuestra solicitud de préstamo en cualquier entidad financiera. Es la pescadilla que se muerde la cola; necesitamos liquidez y contraer un nuevo préstamo para pagar una deuda, pero ningún banco quiere prestarnos dinero.

En unas circunstancias como las actuales, con un elevado apalancamiento de las familias y de las empresas y una restricción crediticia tan elevada, no resulta extraño encontrar personas que figuren en estas listas; ello no tiene por qué significar que la persona sea necesariamente insolvente, pero supone un problema de cara a afrontar un gasto u otra deuda. De hecho, este fichero de morosos incluye, en algunos casos, impagos tan poco relevantes como una factura telefónica o penalizaciones por permanencia no satisfechas.

Sin embargo, existen alternativas a la financiación bancaria para tratar de resolver este problema. Se trata de los mini créditos con ASNEF, un recurso muy útil para aquellas personas que se encuentren en un listado de morosos y necesitan dinero para alguna necesidad.

Se trata de una alternativa muy interesante, en especial si necesitamos cuantías pequeñas. Pero, ¿a quién podemos acudir si estamos en ASNEF?

Para pequeñas cantidades

Si necesitamos poco dinero, por debajo de los 500 euros, lo mejor es acudir a un prestamista que conceda mini créditos. Las siguientes entidades son algunos ejemplos de ello:

  • Zaimo:Nos permitirán disponer en pocos minutos de un préstamo rápido de hasta 5.000 euros con un plazo máximo de 48 meses para su devolución.
  • Kredito24: donde podremos conseguir préstamos rápidos tanto con ASNEF como con RAI de hasta 750 euros, sin necesidad de tener nómina y sin aval. Tan solo es necesario completar un formulario de solicitud y, al cabo de unos minutos, nos indicarán el estado de la misma.
  • ViaSMS: hasta 600 euros en 10 minutos sin aval ni papeleos.
  • Cashper: el usuario podrá obtener desde 50 hasta 500 euros y, al igual que el resto de entidades, sin papeleos ni ningún tipo de aval.

Para cantidades más elevadas

En el caso de necesitar una cantidad más elevada que no podamos acreditar con ingresos estando en ASNEF, podremos optar por alguna otra alternativa, siempre y cuando contemos con algún tipo de propiedad, total o parcialmente pagada. Algunas de las entidades que ofrecen esta alternativa son:

  • T-Presta: esta entidad concede préstamos rápidos para aquellas personas que tengan una vivienda en propiedad, sin importar si estan en Asnef o en cualquier otra lista de morosos. La cantidad máxima que se puede obtener es de 300.000 euros, dependiendo del valor del inmueble.
  • SF Gold: gracias a su crédito con garantía hipotecaria, podremos obtener hasta el 70% del valor de la vivienda a devolver en 35 años a un interés del 3%. Esta entidad se compromete a concedernos el dinero en 48 horas, después de su aprobación.
  • SuizaInvest: se trata de un préstamo con garantía hipotecaria a un plazo máximo de 15 años en el que no es necesario acreditar ingresos y que nos concederán por una cantidad superior a los 3.000 euros. En 24 horas podremos obtener respuesta de nuestra solicitud.

En cualquier caso, la prioridad número uno de cualquier persona que figure en alguna lista de este tipo es pagar su deuda pendiente, ya que podremos acceder a una cantidad mayor de posibilidades y, de esta forma, podremos obtener crédito en unas condiciones más favorables. Si bien alguna de estas alternativas son muy interesantes, su solicitud debe ser puntual, tan solo en casos extremos de necesidad.

« Volver al listado de Créditos