¿Qué diferencias hay entre un préstamo y un crédito?

¿Qué diferencias hay entre un préstamo y un crédito?

Son numerosos los gastos que tenemos que afrontar en nuestro día a día. Ya no solo el coche, la casa o el colegio de los niños, sino unas vacaciones al año o, incluso, una segunda vivienda o un segundo vehículo. Si bien la mayoría de gastos se pueden pagar con nuestra renta disponible, hay algunos para los cuales es necesario que nos endeudemos.

Esta deuda es la forma en la que cualquier persona puede aplazar gastos que, por su elevada cuantía, no puede pagar de una sola vez. Existen varios instrumentos con los que los ciudadanos pueden endeudarse que generalmente, en especial si hablamos de gastos de consumo, suelen resumirse en créditos y préstamos.

Pulsa aquí para conseguir una tarjeta de crédito AvantcardTarjeta de crédito

Se trata de dos conceptos que son fáciles de confundir. Es habitual que en la calle se empleen los términos crédito y préstamo de forma indistinta para referirse a una situación en la que el desenlace final, en ambos casos, es el mismo: obtener una cantidad de dinero con la obligación de devolver esa cantidad en un plazo de tiempo junto con los intereses establecidos en el contrato.

Aunque por su uso cotidiano pueden parecer sinónimos, existen una serie de características que establecen una diferencia muy clara entre ambos:

Un crédito es una cantidad de dinero, con un límite fijado de antemano, que una entidad pone a disposición de un cliente, generalmente en una cuenta de crédito o en una tarjeta de crédito. Al cliente no se le entrega esa cantidad de golpe al inicio de la operación, sino que las entregas se realizan de forma parcial y siempre a petición del cliente. En cuanto a los intereses, sólo se pagarán por la parte del saldo dispuesto, aunque bien es cierto que por el resto del importe la mayoría de entidades bancarias suelen cobrar una comisión por el saldo no utilizado. Los créditos son concedidos durante un plazo de tiempo, pero a diferencia de los préstamos, se pueden ampliar o renovar. Cabe destacar que los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de un préstamo.

Un préstamo, por su parte, es una operación financiera en virtud de la cual una entidad o persona (el prestamista) entrega otra (el prestatario) una cantidad de dinero fija, solicitada previamente por el prestatario al comienzo de la operación. El prestatario tendrá que devolver esa cantidad más los intereses generados en un plazo previamente pactado. La devolución del préstamo se realiza a lo largo de una serie concreta de cuotas periódicas, que pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales, etc. Los intereses se cobran sobre la totalidad del dinero prestado.

Las tres diferencias fundamentales entre un crédito y un préstamo son, por tanto:

  1. Pago de intereses. En un crédito solo se pagan intereses por el saldo efectivo utilizado (a pesar de que el resto de saldo solicitado tendrá asociada una comisión bancaria). En un préstamo, los intereses se generan por todo el capital solicitado, con independencia que se utilice de manera efectiva o no.
  2. Entregas de capital. En un crédito, el importe se va entregando en plazos pactados o solicitados por el prestatario a la entidad bancaria mientras que en un préstamo la cantidad se entrega de forma íntegra al comienzo de la operación o en la firma el contrato.
  3. Plazos de devolución. Un crédito puede ser renovado en varias ocasiones una vez vencido mientras que un préstamo ha de ser devuelto en el plazo establecido en el contrato. Una vez devuelto, se puede solicitar uno nuevo, con un nuevo plazo.

Como norma general, el crédito está orientado al consumo, mientras que el préstamo está más orientado hacia otros elementos de inversión o productos de carácter duradero como la adquisición de una vivienda o la compra de locales comerciales.

Resumiendo, los préstamos se orientan a la adquisición de ciertos bienes mientras que los créditos, por su parte, son ideales cuando cualquiera de nosotros tenga necesidades temporales de liquidez sin entrar a valorar si este dinero se utilizará en el corto plazo o no.

« Volver al listado de Créditos